Roberto Gómez Bolaños, de ingeniero y “mini Shakespeare” a leyenda de la televisión

El Chapulín Colorado...


| FARANDULA | 21 de Febrero del 2020

Comparta esta Noticia


Roberto Gómez Bolaños, de ingeniero y “mini Shakespeare” a leyenda de la televisión

Roberto Gómez Boñalaños nació en Ciudad de México un 21 de febrero de 1929. Su destino como artista ya estaba marcado ya que su papá, Francisco Gómez Linares era pintor y dibujante. El genial Chespirito, que dio vida a personajes como el Chavo, el Chapulín Colorado, el doctor Chapatín o el Chómpiras cumpliría hoy 91 años.

Estudió ingeniería, pero nunca ejerció. Es que desde que nació su pasión siempre fue escribir, por eso su apodo, derivado de Shakespeare. Sus primeros trabajos fueron cuando tenía 22 años en una agencia de publicidad y tiempo después comenzó a hacer libretos radiales, televisivos y teatrales para ciclos de gran audiencia en México.

Sin dudas, un quiebre fue en 1969 cuando la televisora TIM le entregó un espacio para que él creara a su gusto. Fue entonces que hizo los humorísticos de actualidad Los Supergenios de la Mesa Cuadrada y el El Ciudadano Gómez, con él como figura y acompañado por Ruben Aguirre, María Antonieta de las Nieves, Ramón Vadlés y Florinda Meza, quienes siguieron trabajando con él durante años.

Su impronta era tan característica que en menos de un año el programa dejó de llamarse como se llamaba originalmente para ser rebautizado como Chespirito, dando inicio al show que años más tarde se conoció en la Argentina donde el artista desplegaba todos sus personajes, convirtiéndose el Chavo, acompañado de la Chilindrina, Quico, Don Ramón, Doña Florienda en el más famoso y querido.

De a poco se fueron sumando más sketch y a fines de los ’70 estrenó su primera película, El Chanfle, con el elenco que lo acompañó siempre. Con sus personajes crecieron varias generaciones en toda América Latina que aún recuerdan las frases de la serie como: “Es que no me tienen paciencia”, “Fue sin querer queriendo”, “Bueno pero no te enojes” o “Al cabo que ni quería”.

Padre de seis hijos fruto de su matrimonio con Graciela Fernández, además de por su gran trabajo, el artista también sobresalió por cuestiones personales y escándalos. A fines de los ’70 comenzó su relación con Florinda Meza, quien fuera su mujer hasta el último día y con quien se casó recién luego de 27 años de convivemcia. Sin embargo, aquel amor trajo problemas en el elenco ya que ella había salido con Carlos Villagrán. Eso y el creciente protagonismo de Quico en la ficción, habría desgastado la relación entre los actores.

Aquella situación incómoda habría sido la causante de la salida momentánea de María Antonieta de las Nieves del staff. Además del apartamiento definitivo de Villagrán y Valdés. Lo que obligó a Chespirito a reacomodar las fichas, dándole más protagonismo a personajes como Popis, interpretada por Meza y Noño, de la mano de Edgar Vivar.

El artista vino a la Argentina en reiteradas oportunidades e incluso su compañía fue una de las pioneras en hacer varios Luna Park en el marco de una gira. En una entrevista que dio en 1987 en el ciclo La noticia rebelde, habló de su motivación a la hora de hacer sus programas: “Yo no trabajo para chicos, trabajo para todos. Mi programa lo hago para mí, lo que me divertiría a mí como espectador. Y dejé de ser chico hace 6 o 7 años”.

También estuvo en 1994 en el living de Susana junto con Florinda Meza y en el 2005, año en el cual su programa llegaba a los 19 puntos de rating, visitó a Maradona en La noche del Diez.

.