El viaje a último minuto de Meghan Markle a Nueva York que terminó en un desplante a la reina Isabel


| FARANDULA | 09 de Septiembre del 2019

Comparta esta Noticia


El viaje a último minuto de Meghan Markle a Nueva York que terminó en un desplante a la reina Isabel

Fue una decisión a último minuto. Un viaje de 14 horas que le valió nuevas críticas a Meghan Markle. Su escapada de un día a Nueva York para animar a su amiga Serena Williams en la final del US Open no tuvo los resultados que esperaba. No solo la acusan de comportarse más como una estrella de Hollywood que como un miembro de la familia real británica, ahora los fanáticos de la tenista estadounidense le piden por favor a la esposa del príncipe Harry que no vaya más a los juegos de Williams ya que le trae "mala suerte".

Markle, muy amiga de Serena Williams, no quiso perderse la final del Grand Slam que disputaba la tenista en Nueva York y no dudó en desplazarse hasta la Gran Manzana, a miles de kilómetros de los planes que tenía la Reina Isabel II para ella.

Para ver el match, Markle optó por un look informal con un vestido de jean y cinturón de la marca  J. Crew y una chaqueta larga de punto gris plata sobre los hombros.

En las gradas, Markle se sentó junto a la madre de Serena Williams, Oracene Price. Detrás de ellas estaban la hermana de la tenista, Venus Williams y la editora de la revista Vogue, Anna Wintour. Las cuatro compartieron confidencias y risas a lo largo del partido. Sentado en la fila delante de Markle se encontraba también Alexis Ohanian, el marido de Serena Williams y el padre de su hija Alexis Olympia, de dos años.

Para evitar las críticas por usar jets privados, la ex actriz viajó a la Gran Manzana en un avión comercial de British Airways. Eso sí lo hizo en primera clase. Fue sin su hijo ni Harry, quien se quedó al cuidado del bebé de cuatro meses.

(Reuters) Meghan Markle sentada en las gradas junto a la mamá de Serena Williams

(Reuters) Meghan Markle sentada en las gradas junto a la mamá de Serena Williams