Revelan los grandes daños que ocasionan los gases lacrimógenos


| MUNDO | 06 de Julio del 2019

Comparta esta Noticia


Revelan los grandes daños que ocasionan los gases lacrimógenos
En años recientes ha sido utilizado por la policía y el ejército para dispersar a multitudes en lugares tan diversos como Egipto, Estados Unidos, Hong Kong, Turquía, Bahréin, Honduras o Venezuela. En general se considera un arma incapacitante no letal, pero ¿qué efecto tiene sobre la salud de las personas? El compuesto químico en la mayoría de las bombas de gas lacrimógeno usadas por la policía antidisturbios es el clorobenzilideno malononitrilo, también conocido como CS en honor a los científicos estadounidenses que lo descubrieron, Ben Corson y Roger Stoughton. Los síntomas empiezan unos 20 o 30 segundos después de la exposición y se estima que el área de dispersión de una bomba va desde los 60 a los 300 metros cuadrados. Una exposición aguda al CS resulta en "una irritación instantánea de los ojos, la nariz, la boca la piel y las vías respiratorias". En una reevaluación epidemiológica del gas publicada en 2016 en la revista Annals of the New York Academy of Sciences, Cragi Rothenberg y su equipo exponen en detalle cómo el gas afecta a cada parte del cuerpo. Los efectos sobre la piel incluyen: picor, ardor, enrojecimiento y potencialmente dermatitis alérgica por contacto y ampollas. La exposición ocular puede resultar en lacrimación, parpadeo involuntario, picor y sensación de ardor. Y cuando se inhala, el gas suele causar tos, sensación de ahogo, salivación y opresión en el pecho.