Rodríguez Maradiaga en controversiales declaraciones: “ya tenemos una Constitución y debe respetarse”


| HONDURAS | 14 de Junio del 2019

Comparta esta Noticia


Rodríguez Maradiaga en controversiales declaraciones: “ya tenemos una Constitución y debe respetarse”
A consideración del cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Honduras no necesita desarrollar una Asamblea Nacional Constituyente, tal como lo han venido promoviendo simpatizantes del partido Libertad y Refundación, así como otros líderes de la oposición política, porque el país ya cuenta con una Constitución que, según el sacerdote, debe respetarse en su máximo esplendor. Maradiaga en su discurso eclesiástico manifestó, además, que para ponerle fin a la aguda crisis que atraviesa el país, los sectores en conflicto deben deponer sus intereses personales o grupales para dar una verdadera respuesta a las grandes mayorías. El cuestionado líder religioso expresó que la crisis debe verse como un espacio para reflexionar, y que “no podemos centrarnos simplemente en intereses particulares, pensemos en Honduras y que tenemos que salir adelante”, reiteró. Maradiaga sugirió no olvidarse de la pobreza que abate a la nación y que ojalá se puedan dar pasos importantes para que se logre superar esa crisis, “el primer paso ya está dado, ahora se tiene que buscar lo mejor para todos y no cerrarse en una sola posición, porque así no se logra nada”, subrayó el líder católico. Cuestionamientos al controvertido líder religioso Durante la crisis postelectoral que Honduras atravesó en noviembre de 2017, Rodríguez Maradiaga sufrió fuertes críticas por su silencio ante un supuesto fraude electoral perpetrado por el partido de Gobierno, según representantes de la oposición. A criterio de una unidad de analistas recién creada en el país, “Maradiaga sostuvo posiciones parciales que denotaron favoritismo a la actual clase gobernadora, y cuestionó en reiteradas ocasiones las multitudinarias protestas que desarrollaban en las calles para exigir claridad en los resultados electorales”. “El obispo de Tegucigalpa, años atrás desaprobó el proceso de una consultar popular, impulsada por el entonces presidente Manuel Zelaya, al calificar la iniciativa como una férrea violación a la Carta Magna con fines ilegítimos de perpetrarse en el poder, sin embargo no hizo lo mismo cuando el actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, movió piezas del ajedrez político para modificar la Constitución y reelegirse en un proceso atípico en la democracia de los hondureños”, concluyó la opinión de la UAH.