Artemisa, la misión de la Nasa que enviará por primera vez a una mujer a la luna


| VIRALES | 15 de Mayo del 2019

Comparta esta Noticia


Artemisa, la misión de la Nasa que enviará por primera vez a una mujer a la luna

La NASA tiene la meta de volver a enviar astronautas a la superficie de la Luna en 2024, por encargo del presidente de EE.UU. Donald Trump. Al menos uno de ellos será una mujer, según anunció ayer Jim Bridenstine, el administrador de la agencia espacial, a través de Twitter.

“Estamos emocionados por llevar a la primera mujer y al próximo hombre a la superficie de la Luna antes del fin de 2024”, afirmó Bridenstine. La nueva misión estadounidense al satélite ha sido bautizada como Artemis. El nombre hace honor a la diosa griega de la Luna, hermana gemela de Apolo, que dio nombre al primer programa estadounidense que con la misión Apolo 11 logró por primera vez que un hombre pisara la Luna, hace ahora 50 años.

El anuncio ha coincidido con una solicitud de la administración Trump, este lunes, de aumentar el presupuesto destinado a la NASA en 1.600 millones de dólares para el año 2020. El objetivo, según declaró Jim Bridenstine en un comunicado en vídeo publicado por la NASA el mismo lunes, es impulsar los programas de exploración espacial. La inyección de dinero permitiría acelerar el desarrollo del Space Launch System, el cohete que la agencia prevé utilizar para enviar naves a la Luna y a Marte, así como la nave Orion, diseñada para misiones tripuladas, y una nueva nave capaz de aterrizar en la Luna con astronautas en su interior.

Hasta hoy han pisado la Luna 12 astronautas, todos ellos hombres

Hasta hoy han pisado la Luna 12 astronautas, todos ellos hombres


“Bajo mi administración, estamos devolviendo la NASA a su grandeza y vamos a volver a la Luna, luego a Marte. Estoy actualizando mi presupuesto para incluir 1.600 millones de dólares adicionales para que podamos volver al espacio a lo grande”, declaró a través de Twitter Donald Trump el lunes. Para que el aumento presupuestario salga adelante todavía debe recibir la aprobación del Congreso estadounidense.