El Papa aumenta el control sobre los obispos en los casos de abusos y encubrimiento


| MUNDO | 09 de Mayo del 2019

Comparta esta Noticia


El Papa aumenta el control sobre los obispos en los casos de abusos y encubrimiento
El papa Francisco ha emitido este jueves un documento que establece nuevas normas para combatir los abusos sexuales cometidos por miembros del clero, con algunas novedades importantes como una vigilancia más estrecha a los obispos y superiores religiosos, que hasta ahora disfrutaban de cierta impunidad. Con la nueva normativa, que entrará en vigor el próximo 1 de junio, se establecen los mecanismos a seguir tras recibir una denuncia para investigar las acciones y omisiones tanto de sacerdotes como de obispos y otros responsables religiosos. También se definen de forma precisa los delitos. El de encubrimiento, entendido como “conductas que consisten en acciones u omisiones dirigidas a interferir o eludir investigaciones civiles o investigaciones canónicas, administrativas o penales, contra un clérigo o un religioso”, se equipara al de abuso. Hasta ahora la legislación vigente en la materia era más vaga y utilizaba una terminología menos precisa. Además, se establecerá en todas las diócesis del mundo una oficina eclesiástica “fácilmente accesible al público” para que los afectados presenten las denuncias. Y se instaura la obligación para todos los religiosos y religiosas de informar “con prontitud” a sus superiores o a la autoridad eclesiástica competente de las denuncias relacionadas con casos de abusos o de encubrimiento de las que tengan conocimiento. Es la primera vez que se exige expresamente a los organismos eclesiales que actúen con unos plazos precisos: la normativa fija 90 días para resolver las investigaciones. Los casos que deben ponerse en conocimiento de las autoridades eclesiales no son solo los que afectan a menores, también los abusos contra adultos, por ejemplo, la violencia contra las religiosas por parte de clérigos o el acoso a seminaristas o novicios mayores de edad. También se extienden las normas a casos de posesión y uso de pornografía infantil y de actitudes de encubrimiento ante estas realidades.