¡Alarma! A un 30% ascienden pacientes con secuelas por el Covid 19 en el país

Esta enfermedad sigue dañando a las personas aún después de “haberse curado”...


| HONDURAS |

Comparta esta Noticia


¡Alarma! A un 30% ascienden pacientes con secuelas por el Covid 19 en el país
-> Ramon Zelaya <-
27 de Septiembre del 2021

El Jefe de la Región Metropolitana Harry Book, ha manifestado que al menos 30% de los hondureños, han presentado afecciones post-Covid 19, los cuales están acudiendo a hospitales cercanos para ser atendidos.

“Un 30% de personas que se contagiaron y lograron sobrevivir, han presentado secuelas de este virus, por lo que se sigue alertando a la población para que se cuide lo más posible para no contagiarse y no tener que pensar en que pueden tener secuelas posteriormente”, comentó Book.

El galeno pide a la población a cuidarse, aún la que ya pasó por esta enfermedad, ya que puede posteriormente volver a contagiarse debido a las nuevas cepas que azotan el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha alertado acerca de las diferentes afecciones del Covid 19

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha alertado acerca de las diferentes afecciones del Covid 19

La secuela más característica de la Covid-19 es, probablemente, la fibrosis pulmonar, que consiste en la inflamación que se produce en el pulmón dejando una especie de cicatriz que produce unas consecuencias de modo permanente o semipermanente durante un largo periodo de tiempo.

Se han documentado, asimismo, diferentes alteraciones cardiacas y renales en pacientes que han pasado la Covid-19. El daño en el corazón puede deberse a los efectos de los fármacos utilizados, pero también a la inflamación generalizada que produce esta enfermedad. 

La deniminada tormenta de citoquinas, tan característica de la Covid-19, es responsable de muchos de estos daños que pueden llevarlos incluso a padecer de insuficiencia renal.

La infección por SARS-CoV-2 provoca un daño del endotelio vascular y un estado proinflamatorio y protrombótico que puede dar lugar a la formación de trombos tanto pulmonares como en otras localizaciones del cuerpo. Secundariamente se puede desarrollar una hipertensión pulmonar que dificultará, asimismo, la oxigenación y la tolerancia al ejercicio.

Asimismo, la pérdida de la memoria, trastornos psicológicos como ser,  la ansiedad o el insomnio. Puede haber cambios de humor e irritabilidad. Algunos cuadros pueden llevar a depresión grave o estrés postraumático.