Tiene 92 años y toma sus clases universitarias en línea para cumplir su sueño de ser arquitecto

Además, el abuelo demostró que su optimismo no había disminuido...


| LO_CURIOSO |

Comparta esta Noticia


Tiene 92 años y toma sus clases universitarias en línea para cumplir su sueño de ser arquitecto
-> Kelly M. Vasquez <-
11 de Agosto del 2020

Para el brasileño Carlos Augusto Manço, de 92 años, la pandemia de COVID-19 no ha sido impedimento para continuar su carrera universitaria en arquitectura ya que continúa sus estudios en línea. Carlos Augusto ingresó a la carrera de Arquitectura y Urbanismo en el Centro Universitario Barão de Mauá, en Ribeirão Preto, en Sao Paulo, en 2018, cuando tenía 90 años. La razón para entrar fue porque, tras la muerte de su esposa, se sentía muy solo, así que sus nietos lo alentaron a cumplir con su sueño de tener una carrera universitaria.

Isabella Bucci, una de sus nietas, dijo al medio local Gazeta do pavoo, que ella lo estuvo apoyando para que realizara los tramites y presentara el examen de admisión, el cual aprobó, porque el tema no es desconocido para el hombre de la tercera edad.

Cuando te sientas muy viejo para lograr un sueño o una meta, acuérdate de Carlos Augusto Manço, un brasileño de 92 años que se ha esfuerza para terminar su carrera como arquitecto, a pesar de la pandemia.#Respect pic.twitter.com/I74utUht6H

— Dr. Patch Ecco MD (@eldoc24) August 2, 2020

Carlos Augusto mencionó al citado medio que su amor por el diseño surgió en 1950 cuando realizó su servicio militar, "En mi batallón había dos diseñadores y disfruté mucho con lo que hicieron", y agregó, "Entonces comencé a trabajar para el Departamento de Agua y Saneamiento de Ribeirão Preto junto a un arquitecto que me ayudó a hacer un curso de diseño. Entré en esa área y permanecí allí".

Por años estuvo trabajando en proyectos de arquitectura, aunque no contaba con un título profesional, laboró en el campus de Ribeirão Preto de la Universidad de Sao Paulo y en proyectos del Hospital das Clínicas de la Facultad de Medicina de esa misma universidad. Finalmente se jubiló en 1990. El amor por el que fue su trabajo, lo impulsó para que 18 años después buscara la profesionalización, pero llegó la pandemia, la cual no es un gran obstáculo para este hombre de vasta experiencia.