"Busque trabajo y nadie me dio, ahora mi hijo y yo vivimos de lo que la gente nos regala"

La historia de estas dos jóvenes, que revelan la otra cara de la pandemia en la capital de Honduras...


| HONDURAS |

Comparta esta Noticia


"Busque trabajo y nadie me dio, ahora mi hijo y yo vivimos de lo que la gente nos regala"
By:7
09 de Julio del 2020

Honduras| Por: KellyM. |María y Elena son dos jóvenes que reflejan la realidad de muchas familias en Honduras, ambas viven de la caridad de los buenos ciudadanos que les compran sus productos o les regalan alimentos para poder sobrevivir, esta es su historia:

Para el caso de María, su padrastro tenia empleo como guardia de seguridad, pero lo despidieron sin derecho a prestaciones, ahora se gana la vida con su mamá vendiendo algunas mascarillas para sobrevivir, ya que todos los integrantes de su familia se quedaron sin empleo, al inicio de la crisis que se originó por le COVID-19. “Todas las mañanas nos venimos caminando hasta el bulevar a ver si vendemos algo para logar matar el hambre”.

¿Teme contagiarse del covid-19?

¡Claro que si! pero esta es la triste realidas que nos toco, a mi me gustaria estar en mi casa recibiendo clases por internet, pero a puras "cachas" y tenenos un tele viejo", tenemos que exponernos para poder comer.

 

 

"Tuve que perder la pena para no dejar morir de hambre a mi bebe"

"Tuve que perder la pena para no dejar morir de hambre a mi bebe"

Elena tiene 19 años, con su pequeño de 2 años en brazos y un cartel que dice: “una ayuda para sobrevivir, comprar comida o leche, lo que salga de su corazón”, inicia cada mañana en la colonia La Cantera, desde donde camina hasta inmediaciones del aeropuerto, para buscar la caridad de los capitalinos.

Previo a que se declarara esta emergencia, ella tenía su forma de ganarse la vida, pero ya nadie le compraba: “Yo vendía elotes en las Uvas, pero ya después nadie nos compraba por miedo al coronavirus”, continúo diciendo; “tengo 19 años y al ver a mi niño llorar de hambre empecé a buscar trabajo de lavar o planchar, pero nadie me dio, y me vi obligada a pedir por necesidad”.

"Sobrevivimos gracias a la caridad de las personas"

Si usted quiere ayudarles a estas dos jóvenes puede contactarse con nosotros al número: 504-3143-8159. (La ayuda que sea en especie, puede ser leche: pañales: viveres etc. )