"Vamos a convertir el tazón de seguridad, en el tazón de la educación", Ricardo Álvarez


| POLITICA | 08 de Febrero del 2020

Comparta esta Noticia


"Vamos a convertir el tazón de seguridad, en el tazón de la educación", Ricardo Álvarez

El desingando Presidencial y líder del Partido Nacional de Honduras, Ricardo Álvarez Arias, continúo este sábado en una gira recorriendo el país, esta vez visito el departamento de Choluteca, el evento político inicio haciendo un minuto de silencion, en honor a los activistas de ese instituto politico que han sido asesiandos recientemtne.

En su intervención, el aspirante a la primera magistratura del país, les prometió que si votan por él no se arrepentiran, pues su lema de “Primero los Pobres”, se extendera hasta la sultana del sur, y su prioridad seran los pobres de su país, convirtiendo esa zona en un lugar de oportunidades, para que los habitantes puedan tener un trabajo digno y puedan salir adelante con sus familias.

“Cuando lleguemos a la presidencia de la república, mi primer iniciativa será enviar al Congreso Nacional, una propuesta para que se haga una rebaja a la factura de la energía eléctrica que esta electrocutando el bolsillo de los pobres”

“Vamos apoyar al niño, a la madre soltera, al joven, al adulto mayor, mi gobierno será, para ayudar al necesitado”

“Agradezco a todo el nacionalista que me acompaña de todos los lugares cercanos, y les digo, en las próximas elecciones, les vamos a pegar una gran cachimbeada y vamos a ganar la presidencia de la república”

"Honduras puede cambiar con la ayuda de DIOS y la voluntad de cada uno de nosotros"

"Honduras puede cambiar con la ayuda de DIOS y la voluntad de cada uno de nosotros"

“Como es posible que el Estado tenga que alimentar ese montón de criminales, y los niños se estan muriendo de hambre, vamos a transformar el Tazón de seguridad, al tazón de la educación y la salud para los hondureños”

Ricardo Álvarez, no dejo de mencionar que él confia en que Honduras puede cambiar con voluntad política,  y sobre todo con la ayuda de Dios, y que en su afán para que así sea, recorre el país, para fortalecer el equipo de hombres y mujeres que lo acompañen a gobernar de manera honesta,  y con un plan definido.