La universidad y su papel en ecosistemas de emprendimiento e innovación: Por Kirk Salazar Cruz

Los estudios de pregrado significan el primer escalón al emprendimiento...


| HONDURAS |

Comparta esta Noticia


La universidad y su papel en ecosistemas de emprendimiento e innovación: Por Kirk Salazar Cruz
-> Ramon Zelaya <-
01 de Octubre del 2021

Desde inicio del siglo XXI, en una aún mayor medida en las últimas décadas,  se ha transicionado de modelos y esquemas tradicionales de negocios, como restaurantes, salones de belleza y tiendas comerciales, que no tienen nada de malo y aún hoy día producen gran valor para sus dueños y sus miles de consumidores, cuyo principal objetivo es la acumulación de utilidades sin más complicaciones hacia modelos basados en la innovación, la simplificación de procesos en nuestra vida diaria, y principalmente la colaboración entre instancias públicas, privadas e internacionales basándose en la división de trabajo para asegurar la eficiencia en las labores a realizar.

Esto, se observa a través de lo que buscan los fondos de inversión institucionales e incluso los bancos: los servicios de capital semilla e inversión en acciones o equity de la empresa cada vez se concentran más en ideas innovadoras que buscan solucionar problemas o dolencias de los futuros consumidores de la solución a dicha incomodidad, mientras que los servicios de créditos para apertura de empresas se dedican más a emprendimientos pequeños cuyo modelo de negocios rota en torno a métodos tradicionales. Como un ejemplo de esto está el famoso caso de la caída del gigante del alquiler de películas Blockbuster, que por aferrarse a modelos obsoletos (y más causas subyacentes) perdió su cuota de mercado ante las plataformas de streaming como Netflix y demás que entraron a solucionar el problema del entretenimiento rápido y por ende ahora son el bellwether de dicho mercado.

El fenómeno de la migración del capital semilla puede ser fácilmente explicado por lo dicho previamente: los modelos tradicionales responden a necesidades más fácilmente atendibles, lo cual implica una barrera de ingreso menos alta (por ende una mayor cantidad de personas puede realizar la labor) y para los bancos es más fácil dar créditos diseñados para negocios con dichos modelos y cobrar interés para cubrir el corto plazo mientras invierten capital semilla en participación accionaria de empresas que por sus soluciones innovadoras vencerán a la mayoría o una gran parte de inversiones en el largo plazo. Sin embargo, es posible tener tanto modelos de negocios tradicionales que apliquen métodos modernos e innovadores a sus servicios como modelos disruptivos que solucionen problemas de la vida cotidiana y la hagan más fácil, y esto es gracias a la universidad.

La Universidades de Honduras pueden poner en práctica un modelo de emprendimiento

La Universidades de Honduras pueden poner en práctica un modelo de emprendimiento

La universidad, como centro de investigación y conocimiento académico y técnico-científico en múltiples disciplinas que es, presenta un caldo de cultivo perfecto para la creación de empresas con soluciones innovadoras a los problemas que enfrenta la humanidad en el siglo XXI (de la misma manera que la Universidad de Stanford ha sido el precursor de Silicon Valley a través de su cultura de innovación e infraestructura educativa) y eso implica que juega un papel fundamental en la creación de un ecosistema de emprendimiento a nivel nacional que permita el avance de las soluciones basadas en las ciencias naturales y exactas, así como el de las ingenierías que se derivan de estas en beneficio de la sociedad, y que a su vez no deje atrás a los negocios tradicionales que también ofrecen bienes y servicios de calidad y en su lugar les ayude a modernizar sus métodos.

En el caso de Honduras, lo anterior también se puede llegar a cumplir para centros de educación superior tanto públicos como privados, ya que instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (en el caso de las públicas) y la Universidad Tecnológica Centroamericana (para el homólogo en el sector privado) que cuentan respectivamente con un 41.5% y un 14.8% de la cuota de matrículas ofrecen una amplia gama de grados académicos en distintas disciplinas, lo cual representa los cimientos para un ecosistema universitario de innovación que permita a los estudiantes desplegar lo que aprenden en los salones de clases a la vida real, y mejor aún, al mercado.

Sin embargo, a pesar de que existe este gran abanico de grados académicos, con un diverso repertorio de carreras, y de que hay una fuerte inclinación hacia el área de ciencias jurídicas y administrativas, es necesaria una mayor inversión en áreas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemática (carreras de “STEM” por sus siglas en inglés), o utilizando las divisiones de carreras que utiliza el portal de la UNAH, podemos decir que es necesaria una mayor inversión en carreras de: Tecnologías de la Información y Comunicación, Ciencias Naturales, Matemática y Estadística, e Ingeniería, Industria y Construcción, ya que estas en conjunto apenas forman solo un 23.5% de la oferta académica.

Esto debido a que son áreas claves en la innovación, además de ser profesiones en alta demanda por parte de empresas y por ende estas carreras igualmente permiten a los estudiantes ayudar a otras empresas si no deciden innovar por sí mismos. Además, una mayor inversión en carreras del área de ciencias naturales, exactas e ingenierías permitiría que Honduras cuente con una fuerza laboral bien preparada y atractiva para que empresas líderes en innovación decidan invertir en el país, lo cual a su vez proporciona a los profesionales hondureños mejor experiencia laboral y técnica, y da aún mayor retroalimentación al ecosistema de innovación al insertar actores con dicha experiencia que pueden crear empresas relacionadas a su área de expertise o bien ayudar a otras a encontrar soluciones disruptivas y productos innovadores.

Universidades de Honduras deben innovar para crear mejore modelos de negocios

Universidades de Honduras deben innovar para crear mejore modelos de negocios

Por último, para asegurar que los modelos de negocios que salen a partir de ideas innovadoras sean viables en el corto y largo plazo, es necesario que las escuelas de negocios hondureñas no se basen solo en el área administrativa, legal y contable, y que vayan más allá, utilizando metodologías similares a las de la Universidad Mondragón; del País Vasco, España o incubadoras de negocios de la región como Auge o Caricaco, las cuales emplean estrategias de estilo learn by doing para enseñar acerca del mundo de los negocios, lo cual proporciona a los estudiantes experiencia real acerca de la dirección y administración de empresas de verdad, y va más allá de enseñar los ya conocidos modelos y teoría acerca del tema.

En general, es cierto que otras medidas como impuestos que no ahoguen a las empresas, así como regulaciones que permitan iniciar emprendimientos con rapidez son de vital importancia para cualquier sistema empresarial a nivel país, sin embargo, después de observar los puntos anteriores, también se puede afirmar con certeza que tanto el ecosistema académico de un país como la calidad del conocimiento y habilidades técnicas con las que sus profesionales cuentan son parte fundamental para el desarrollo económico, la competitividad y la innovación que promueven los ecosistemas de emprendimiento.