Cardenal Rodríguez: Si tengo verdadera vocación política debo actuar por el bien común

Muchos pensamos que somos inmunes a la pandemia, pero no es así, dice...


| HONDURAS |

Comparta esta Noticia


Cardenal Rodríguez: Si tengo verdadera vocación política debo actuar por el bien común
-> Kelly M. Vasquez <-
20 de Septiembre del 2020

 El Arzobispo de Tegucigalpa, cardenal Oscar Rodríguez, expresó en la homilía dominical, que si tengo verdadera vocación política debo actuar por el bien común, por el bien de todo mi pueblo “y no para buscar lo mismo de siempre”. “Repetir esta historia nos debería dar vergüenza, pasa un gobierno tras otro y la misma historia de corrupción, mis pensamientos no son vuestros pensamientos nos dice el Señor, busquen a Dios mientras pueda ser hallado, porque la vida también es breve, aunque parezca que nunca va a llegar la muerte”, subrayó.
 
“Ahora vemos con dolor cuanta gente y cuantos amigos van muriendo por esta pandemia, pensamos que somos inmunes, pensamos que ya estamos vacunados pero no es así, que bello sentarse y pensar: Señor cuando tú quieras aquí tienes a tu siervo”, dijo.  “Toco madera que no me vaya a tocar a mi ¿y por qué no? todos debemos estar preparados sabiendo que todas las cosas se quedan aquí. Ojalá que ahora que están tantos agitándose por esas elecciones internas, como si esa es la meta de la vida, puedan pensar ¿mis pensamientos son como los pensamientos de Dios?”, sostuvo.
 
“Mis pensamientos están dirigidos a hacer el bien y a buscar a Dios, mientras se pueda encontrar o están sirviendo a los ídolos del poder a toda costa, aunque sea mintiendo, engañando o haciendo maniobras bajo la mesa”, señaló el guía de la grey católica. “No tiene ningún sentido mirar con malos ojos la generosidad de Dios, pues ante El nadie es más que nadie y Dios no se dedica a tomar nota de nuestros pecados o de nuestros méritos simplemente nos ama, nos llama y nos acepta”, subrayó el Arzobispo de Tegucigalpa.
 
Cuestionó que “muchas veces se hacen caricaturas de Dios, en Dios resplandece su amor infinito pues no anda haciendo diferencias entre justos y pecadores ni que por ellos se sientan ofendidos los justos, todos somos amados por El”.