Una plaga bíblica puede causar más muertes que el coronavirus en África


| MUNDO | 17 de Mayo del 2020

Comparta esta Noticia


Una plaga bíblica puede causar más muertes que el coronavirus en África

Pocos insectos son menos amenazantes que los saltamontes jóvenes. En su fase solitaria, evitan a los de su especie y solo se preocupan por alimentarse, pero no es mucho lo que pueden comer esos cuerpos que difícilmente superan los cinco centímetros de largo. Como no tienen alas, ni siquiera se pueden desplazar demasiado.

Sin embargo, cuando se combina la escasez de comida con determinadas condiciones climáticas, ciertas especies dejan de ser animales inofensivos y se transforman en depredadores brutales. Basta que haya muchos reunidos en un solo lugar para que el contacto de las patas de unos con las de otros provoque un estímulo que los vuelve seres hiperactivos y gregarios.

Cuando llegan a la adultez y desarrollan alas que les permiten volar hasta 150 kilómetros por día, las langostas del desierto (schistocerca gregaria) pasan a ser un peligro para la supervivencia de pueblos enteros. Un enjambre puede contener hasta 80 millones de individuos, que cubren una superficie de un kilómetro cuadrado, y que devoran toda la vegetación que encuentran a su paso. En un día, pueden comer el equivalente a 35.000 personas.