Defensora de DDHH acusa al Gobierno de Bukele de “persecución y hasta le ofrecieron una embajada para callarla”

Denuncias a Gobierno de Bukele y ex diputado Araujo habrían producido la persecución...


| MUNDO |

Comparta esta Noticia


Defensora de DDHH acusa al Gobierno de Bukele de “persecución y hasta le ofrecieron una embajada para callarla”
-> Ramon Zelaya <-
18 de Mayo del 2021

La abogada y defensora de Derechos Humanos (DDHH) Bertha Deleón ha hecho una denuncia ante el Gobierno de Nayib Bukele, quien afirma que luego de la demanda que interpuso contra el excandidato a diputado de Nuevas Ideas, Walter Araujo que le costó su candidatura, originó que la persecución en su contra se agravara desde el 1 de mayo.

“Lo podrido de Bukele y de Karim, que no pueden sacar en sus redes, lo hacen a través de Araujo”, comentó, Deleón teme de que, le hagan algo y no haya garantía judicial que le proteja y mucho menos confía en la Fiscalía General de la República, de la que ahora está al frente su exjefe, Rodolfo Delgado.

“Es difícil tener que decir: ‘Mirá, hijo, puede ser que vengan a tocarnos la puerta y me lleven presa’”.

Deleón fue candidata a la Asamblea por el partido Nuestro Tiempo en las elecciones de febrero de 2021, pero no obtuvo una curul y afirma que para principios de 2020, Araujo ya atacaba abiertamente a Deleón con mensajes denigrantes en redes sociales. “Estoy clara que tanto Nayib (Bukele) como Karim (Bukele, hermano del presidente) son los que están detrás de toda esta podredumbre”, comenta ahora la abogada. 

Según la profesional del derecho, antes de estos ataques del gobierno del presidente Bukele, asegura que recibió el ofrecimiento de ser embajadora en cualquier parte del mundo. Según entendió, solo era cuestión de tomar el teléfono y pedir al presidente Bukele que la ubicara como parte del servicio diplomático: “Necesitaban sacarme, darme la embajada y que yo me callara”. 

Por último, Deleón se refirió al presidente Bukele y sugabinete y explicó que: “Son gente que no tienen principios ni escrúpulos. Da miedo y es un riesgo real o, como dicen en derechos, “un peligro inminente”. Es como ser un pececito y estar nadando entre tiburones. Pues sí, da miedo, pero la otra es ¿qué queda? ¿Qué hacemos?