Cómo se producen en México las grandes cantidades de heroína y metanfetamina que llegan a las calles de EEUU

México es la fuente de la gran mayoría de ambas drogas, vendidas en Estados Unidos...


| MUNDO |

Comparta esta Noticia


Cómo se producen en México las grandes cantidades de heroína y metanfetamina que llegan a las calles de EEUU
-> Josue Durón <-
29 de Agosto del 2020

Durante 30 años, el gobierno de Estados Unidos ha peleado por que todos los países en el mundo firmen un tratado global y aprueben leyes domésticas para mantener químicos precursores fuera del narcotráfico. El anhídrido acético fue puesto en la categoría más alta de control en el 2001.

El cual es embotellado, etiquetado, y vendido en México por una empresa cotizada en USD 12.3 miles de millones, Avantor Inc. En la epidemia de heroína en Estados Unidos, de más de una década, Avantor ha establecido una línea de negocios notable: vendiendo anhídrido acético hacia México en contenedores lo suficientemente grandes para fabricar cantidades lucrativas de drogas ilegales, pero suficientemente pequeñas para caber en la cajuela de un vehículo. Las ventas se realizan a través de una red de distribuidores, vendedores en línea, y tiendas en todo el país. Y es que sin los químicos correctos, es imposible para los cárteles fabricar las dos drogas que están plagando Estados Unidos: metanfetamina y heroína.

Avantor es una de las pocas compañías estadounidenses que suplen al mercado legal para esos químicos en México. Un mercado al cual los cárteles no han tenido problema entrar para fabricar drogas a una escala masiva, reportó Bloomberg Businessweek.  México es la fuente de la gran mayoría de heroína y metanfetamina vendida en Estados Unidos, donde más de 142,000 personas han muerto por sobredosis del 2010 al 2018.

El fácil acceso que tienen los narcos a los químicos precursores parece ser facilitado, en gran parte, por una falta de supervisión externa. Leyes estadounidenses e internacionales regulan el comercio global, pero éstas terminan en la frontera mexicana con los subsidiarios locales de compañías americanas. Autoridades internacionales de narcóticos pueden prohibir ventas entre naciones, pero no dentro de ellas.

Uno de los ejemplos más notorios de la habilidad de operar más allá de la supervisión del gobierno de Estados Unidos ocurrió durante dos años hasta llegar a agosto de 2016. La subsidiaria mexicana de la compañía Celanese Corp., basada en Dallas, Texas, perdió camiones cisterna de otro precursor químico crucial: monometilamina.

Tres secuestros diferentes se llevaron a cabo, los cuales fuentes de la compañía reconocieron, pero no admitieron cuántos camiones se perdieron o cuánto químico. Los ladrones consiguieron, por lo menos, 30,000 litros, declararon las fuentes.  La monometilamina es vital para la producción de metanfetaminas. Pero mientras que la heroína es fabricada en bañeras y tinas pequeñas, químicos de los cárteles producen metanfetamina en laboratorios industriales.

Los cárteles fabrican ambas drogas con anhídrido acético. Para suministrar la demanda de heroína en EEUU, de 2011 a 2018, se ha utilizado hasta 1.2 millones de litros, de acuerdo con estimaciones del gobierno estadounidense. Es suficiente para llenar un tren cisterna de la longitud de dos estadios y medio de fútbol americano.