Con un escueto comunicado, Isabel II "comprende" la decisión de Harry y Meghan


| FARANDULA | 09 de Enero del 2020

Comparta esta Noticia


Con un escueto comunicado, Isabel II "comprende" la decisión de Harry y Meghan

Mediante un breve y hasta frío comunicado publicado esta tarde en la página oficial de la familia real británica, la Reina Isabel II expresó que "comprendía" la decisión que tomaron su nieto, el Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle de dejar sus roles como miembros de dicha familia, pero consideró que ese era "un tema complicado que llevará tiempo resolver".

El mensaje, proveniente del Palacio de Buckingham, busca poner paños fríos al anuncio realizado hoy más temprano en Instagram por el Príncipe Harry y su esposa, la actriz estadounidense Meghan Markle, en el que informaban: "Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros 'mayores' de la familia real y trabajar para ser financieramente independientes".

Pero este comunicado de los duques de Sussex fue respondido horas más tarde con otro mensaje, esta vez en la página oficial de la Corona Británica, en la que se publica la opinión de la Reina Isabel II en apenas unas breves líneas con el título "Declaración sobre las deliberaciones con el duque y la duquesa de Sussex".

"Las deliberaciones con el duque y la duquesa de Sussex están todavía en la fase inicial. Comprendemos su deseo de tomar un camino diferente, pero estos son temas complicados que llevará tiempo resolver", dice el escueto mensaje.

Los duques de Sussex habían tomado la decisión de pasar las fiestas en Estados Unidos y no en los palacios de Buckingham y Sandringham, como acostumbran los Windsor.

Según el tabloide británico The Sun, los duques -que acaban de regresar de Estados Unidos luego de pasar la Navidad con la madre de Meghan- tienen la intención de conversar sobre su futuro con la reina Isabel y con el heredero al trono, el príncipe Carlos, padre de Harry.

La idea de la pareja real es trasladarse a Canadá, aunque sea durante una parte del año. La decisión habría nacido tras el cordial recibimiento a la pareja y su hijo Archie en el país norteamericano. Una nación que, por otra parte, todavía está vinculado a la corona británica y en el que Meghan vivió en sus tiempos de actriz durante el rodaje de la serie televisiva Suits, en Toronto.