Sectas, drogas, abusos y violencia: las infancias más traumáticas de las estrellas de Hollywood


| FARANDULA | 21 de Diciembre del 2019

Comparta esta Noticia


Sectas, drogas, abusos y violencia: las infancias más traumáticas de las estrellas de Hollywood

Una popular frase asegura que infancia es destino, pero en el mundo de Hollywood abundan los casos de estrellas que lograron sobreponerse al oscuro panorama que la vida cernía sobre ellos en sus primeros años, para alcanzar la fama.

La ganadora del Óscar, Charlize Theron, se abrió hace pocos días ante el micrófono de la NPR (la radio pública de Estados Unidos) y contó detalles de cómo fue su infancia con un padre alcohólico y violento, que terminó con su propia madre asesinándolo. Si bien el hecho ya se conocía, nunca antes ella se había explayado sobre ese evento traumático que marcaría su vida. Era junio de 1991 y Theron tenía 15 años. Esa noche se liberó de la pesadilla de vivir con un hombre violento y alcohólico como lo era su padre.

Theron compartió detalles de la noche en que su madre asesinó a su padre (Reuters)

Theron compartió detalles de la noche en que su madre asesinó a su padre (Reuters)

Mi padre estaba tan borracho que no debería haber podido caminar cuando entró a la casa con una pistola. Mi mamá y yo estábamos en mi habitación apoyadas contra la puerta porque él estaba tratando de empujar la puerta para abrirla”, relató.

 

En medio del terrible escenario ocurrió un milagro. El hombre se alejó de la puerta y le disparó en tres ocasiones para abrirla: ninguna de las balas impactó en Charlize o su madre.

Y fue en ese momento que Gerda, la madre, -quien también portaba un arma- disparó como respuesta y mató a Charles. “Fue en defensa propia, terminó con la amenaza”, recordó Theron en la misma charla.

Theron tenía 15 años cuando ocurrió el incidente que le cambió la vida

Theron tenía 15 años cuando ocurrió el incidente que le cambió la vida

“No me da vergüenza hablar de eso, porque creo que cuanto más hablamos de estas cosas, más nos damos cuenta de que no estamos solos en nada de eso. Creo que, para mí, esta historia siempre se ha tratado sobre crecer con adictos y lo que eso le hace a una persona”, añadió Charlize.

Y es que al igual que ella, otras figuras consagradas de Hollywood debieron sobreponerse a infancias adversas, plagadas de drogas, violencia y abusos.

Así lo recordó Demi Moore en su libro de memorias, publicado hace unas semanas.

Los primeros años en la vida de Demi Moore no fueron fáciles (Shutterstock)

Los primeros años en la vida de Demi Moore no fueron fáciles (Shutterstock)

Cuando Demi se convirtió en un símbolo sexual de Hollywood había superado ya una etapa de adicción de las drogas y un divorcio, pero -sobre todo- se había alzado en medio de las cenizas de una infancia marcada por el abandono de su padre biológico y la violenta relación entre su madre y el hombre alcohólico que la crió como su papá.

Uno de los momentos que marcó la vida de la pequeña Demi fue cuando ayudó a su madre a que vomitara las píldoras que había consumido en un intento de suicidio.

“Lo siguiente que recuerdo es estar usando mis pequeños dedos de niña para extraer las píldoras que mi madre había tratado de tragar de su boca mientras mi padre la mantenía abierta y me decía qué hacer. Algo muy profundo dentro de mí cambió, y nunca retrocedió. Mi infancia había terminado”.

Bajo la sombra de una secta

Nacieron en la misma familia, pero no fue igual su destino. River fue el primogénito entre los Bottom (que años después cambiarían su apellido a Phoenix, como el ave que renace de sus cenizas), una familia que vivía bajo la influencia de la secta Los Hijos de Dios.

River murió por una sobredosis en 1993 (Shutterstock)

River murió por una sobredosis en 1993 (Shutterstock)

“A una edad temprana, River hacía cola en las esquinas, haciendo proselitismo para el culto. Pero si no llevaba suficiente dinero al final de día a casa, su familia no comía”, relató Gavin Edwards en el libro Last Night at the Viper Room: River Phoenix and the Hollywood He Left Behind.

Cuatro años después del nacimiento de River llegó a la familia Joaquin, quien sufrió también de la pobreza en su hogar.

Los padres, Arlyn y John, comenzaron a alejarse del culto cuando notaron turbios detalles que incluían el amor libre y el sexo entre miembros, incluidos menores de edad. (River reveló que su primer contacto sexual ocurrió cuando tenía cuatro años).

Una vez que cortaron nexos con la secta, Arlyn consiguió un trabajo de secretaria en la NBC, lo que cambiaría para bien el panorama de la familia.

River y su hermano Joaquin (Shutterstock)

River y su hermano Joaquin (Shutterstock)

Gracias al trabajo de su madre, River pudo conseguir sus primeros papeles en Hollywood, donde pronto fue visto como el joven más prometedor de su generación, pero los demonios nunca lo abandonaron y en 1993, con sólo 23 años, murió por una sobredosis a las afueras del club Viper Room.

Su muerte impactó de manera especial a Joaquin, quien entonces tenía 19 años y comenzaba a despuntar en Hollywood.

Durante un par de años Joaquin no quiso saber más del cine, pero decidió regresar y consolidar, al paso del tiempo, una carrera como destacado actor que, parece. será coronada gracias a su papel de “Joker”.

La triste infancia de un sex symbol

Entre las estrellas que lograron brillar tras una infancia oscura, quizás el caso más representativo sea el de Marilyn Monroe.

Marilyn resultó afectada por la inestabilidad mental de su madre

Marilyn resultó afectada por la inestabilidad mental de su madre

El famoso símbolo sexual de Hollywood pasó su infancia entre hogares adoptivos y orfanatos debido a la ausencia de su padre y al inestable estado mental de su madre, Gladys.

La mujer era incapaz de hacerse cargo de Norma Jean (el verdadero nombre de Marilyn) tanto mentalmente como económicamente, así que la dejó con otra familia hasta que la pequeña cumplió siete años. En 1933 Gladys intentó tener una nueva vida con su hija y aunque el panorama parecía alentador cuando la mujer compró una casa para compartir con Marilyn, llegó la primera de sus crisis mentales y la pequeña pasó a estar bajo tutela del estado.