Augusto Fernández: "Mi papá me hizo un pedido y voy a cumplirlo"


| DEPORTES | 25 de Enero del 2020

Comparta esta Noticia


Augusto Fernández: "Mi papá me hizo un pedido y voy a cumplirlo"

"Pocas veces disfruté del fútbol, diría que nunca", cuenta Augusto Fernández; terminó su contrato en China y busca volver a Europa

Benjamín está tirado en un sillón con la vista clavada en una Tablet y recibe el cariño de su padre con una caricia en la cabeza. Ambar sale de la cocina y le muestra a su papá un nuevo dibujo y Zoe va directo a sus brazos para robarle un par de besos. Pasa caminando mamá Julia, también está dando vueltas por ahí su mujer Jesica, se suman sus hermanos Leandro y Valentín, mientras su amigo y personal trainner, Adrián, junta los elementos con los que acaban de trabajar en doble turno. Así elige siempre estar, rodeado de afectos, lejos de las luces, refugiado en la gente que lo conoce, que lo quiere y protege. A los 33 años, mantiene la esencia de Pergamino, en su ADN no se advierten rastros de la condición de estrella que pasó por Atlético de Madrid o que hasta hace poco jugaba en Beijing Renhe. Mate en mano, una sonrisa y una broma, Augusto Fernández, siempre es igual.

Conserva las fotocopias de los primeros 300 pesos que ganó como futbolista. Recuerda con pasión cada día con la camiseta de la selección de la Argentina, se ríe cuando habla del Fiat 600 que compró por 1500 pesos y sacó de un gallinero. Reflexiona de su paso por el fútbol chino, se mantiene calmo en su retorno al fútbol de Europa. Habla de su papá Walter y confiesa que sufrió más de lo que le hubiera gustado el mundo del fútbol. Se mantiene alerta porque le pica todo el cuerpo por volver a competir al más alto nivel. Acomoda la yerba del mate que tiene grabada en su boca la palabra familia, todo un símbolo, en una charla con LA NACION que se extendió por 40 minutos y que poco tuvo que ver con una entrevista tradicional, porque él se encarga de que todo sea más relajado.

El ex volante de River no regresará al país porque la familia quiere cuidarlo de un ambiente de críticas y tensión