México perdió 2 a 1 ante Brasil en la final del Mundial sub 17


| DEPORTES | 18 de Noviembre del 2019

Comparta esta Noticia


México perdió 2 a 1 ante Brasil en la final del Mundial sub 17

La selección mexicana sub 17 regresó por tercera ocasión a una final del mundo en su categoría. Esta era la segunda ocasión que se enfrentaban contra el gigante del fútbol Brasil, cuando en 2005 los mexicanos ganaron por primera vez este torneo. Sin embargo, la historia no se repitió y los aztecas perdieron contra su similar de Brasil 2 goles a 1 en el Estadio Walmir Campelo Bezerra.

En el primer tiempo, México sufrió por un Brasil que ofreció dinámica en su ataque, pero la suerte jugó del lado mexicano en un par de ocasiones. El combinado brasileño hizo valer su condición de local en el amanecer y el Tri juvenil fue replegado, que se salvó por un cañonazo desde fuera del área que sacudió el travesaño de Eduardo García.

La peligrosa acción amazónica tuvo respuesta mexicana cuando ya estaba avanzado el primer periodo. Un disparo en tiro libre de Efraín Álvarez pasó muy cerca de la cabaña local y después Pizzuto dañó con un zurdazo dentro del área que cortó una pierna brasileña hacia el tiro de esquina. Ya en la parte terminal, México controló a Brasil e incluso tuvo más tiempo el balón.

La selección mexicana celebrando el gol de Bryan Gonzalez (Foto: REUTERS/Sergio Moraes)

La selección mexicana celebrando el gol de Bryan Gonzalez (Foto: REUTERS/Sergio Moraes)

Ya en el segundo tiempo, la victoria parecía pintarse de verde. Un centro al corazón del area le dio la oportunidad al combinado mexicano de ponerse alfrente. Con un excelente cabezazo de Bryan González al minuto 65, los juveniles dirigidos por Marcdo Antonio Ruiz callaron al estadio y pusieron el marcador 1 a 0.

El nervisismo se apoderó de los aztecas y al 82, el arbitro, apoyado del VAR, marcó un penal en a favor de los cariocas. El encargado de cobrarlo fue Jorge Kairo. El guardameta García acertó en la dirección del disparo brasileño, pero el cobro fue excelso y el arquero tuvo que sacar el balón de la redes de su arco.