Muere doctor dos semanas después de vacunarse contra el COVID-19 con Pfizer

Personas que se han puesto la vacuna han registrado complicaciones incluso han muerto...


| CORONAVIRUS |

Comparta esta Noticia


Muere doctor dos semanas después de vacunarse contra el COVID-19 con Pfizer
-> Ivonne Turcios <-
08 de Enero del 2021

El doctor Gregory Michael, de 56 años, un ginecólogo obstetra en el hospital Mount Sinai de Miami Beach, EEUU, murió dos semanas tras vacunarse contra el COVID-19. Aún se está investigando si la vacuna tuvo que ver con su repentina partida. El ginecólogo y obstetra murió el lunes tras sufrir un derrame cerebral.

Michael se había puesto la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 el 18 de diciembre y según su esposa Heidi Neckelmann tuvo una "fuerte reacción". En un mensaje que compartió en Facebook, su viuda cuenta la pesadilla que vivieron en los últimos días de vida de su esposo. Ella recuerda que Michael fue al hospital tres días después de ponerse la vacuna al notar manchas en su piel que indicaban que podría estar sufriendo de sangrado interno. Los doctores trataron de subirle el nivel de plaquetas, pero no pudieron.

Lea también:INFOP inicia 2021 con formación tecnológica gratuita de primer mundo en alianza con Oracle y HP

Heidi cuenta que su esposo se mantuvo "consciente y energético durante todo el proceso", pero que luego sufrió un derrame cerebral que le quitó la vida "en cuestión de minutos". Heidi lamentó la muerte de "el amor de su vida", quien había ayudado a traer al mundo a cientos de bebés y trabajó largas horas con sus pacientes durante la pandemia. Según ella, los problemas que experimentó su esposo, quien gozaba de buena salud, fueron causados "por una reacción a la vacuna de COVID-19". Ella cuenta que su esposo defendía la vacuna y por eso se la puso. "En este caso destruyó una vida bella, una familia perfecta y ha afectado a tantas personas en la comunidad", expresó en su mensaje.

Tanto el Departamento de Salud de Miami Beach como los médicos forenses y la propia compañía farmacéutica Pfizer están investigando su caso. Pfizer se excusó "en este momento no creemos que hay una conexión directa con la vacuna".