Conoce cómo se dio el descubrimiento de “Ciudad Blanca” en la Mosquitia, HONDURAS

La Ciudad Perdida, esta en HONDURAS...


| ARTE |

Comparta esta Noticia


Conoce cómo se dio el descubrimiento de “Ciudad Blanca” en la Mosquitia, HONDURAS
-> Redacción El Espectador Hn <-
20 de Junio del 2020

HONDURAS. Muchos hondureños desconocen la existencia de una zona que durante años ha sido motivo de inquietud y misterio para otros, como lo es “Ciudad Blanca”, un asentamiento legendario ubicado en La Mosquitia, Gracias a Dios.  También conocida como La Ciudad del Mono, fue encontrada por hondureños mediante una captación aérea allá por mayo del 2012, donde identificaron un valle remoto en La Mosquitia en la cual existía una vasta región de plátanos, ríos y montañas.  Pero no es de hace 7 años que se presumía su existencia, se habla de cientos de años atrás en los que se pensaba que en la zona habría existencia de una civilización indígena al interior de lo que hoy se conoce como La Mosquitia.

Entrevista Douglas Preston autor del libro La Ciudad Perdida del ...

Según un artículo publicado por la revista National Geografic, las primeras expediciones habrían comenzado en 1920, pero la más famosa sería la de 1940 emprendida por el explorador Theodore Morde, quien organizó una búsqueda bajo el auspicio del Museo Nacional de los Indígenas Americanos.  El explorador visitó La Mosquitia donde indígenas le comentarían la existencia de una estatua gigante enterrada con la figura de un “dios mono”, nombre por el que también es conocido este misterioso lugar.  Posteriormente Morde se habría suicidado, llevándose a la tumba la ubicación y la confirmación de la existencia de una ciudad desconocida.

En busca de la Ciudad Blanca

Luego de esto muchas expediciones se han llevado a cabo, con la ayuda de entes internacionales como el Centro Nacional de Cartografía de la ciudad de Houston, que con sus tecnologías utilizaron el Escáner Lidiar, un aparato capaz de trazar el mapa de suelo, con el que capturarían imágenes de elementos arqueológicos que pudieran estar presentes en el lugar.  Al momento de revelar las imágenes se llegó a la conclusión que en efecto esta fue una ciudad existente desde antes del descubrimiento de Colon.

Honduras festeja el Día Nacional de la Beleada, AYUDANDO

Las imágenes mostraron características no naturales extendidas a través del valle. También se descubrió que el terreno habría sido remodelado por humanos. Además de esto se revelaron pruebas de arquitectura pública y ceremonial, grandes movimientos de tierra y montículos de casas, embalses y posibles canales de riego.   Al llamar la atención de los investigadores nacionales y extranjeros, se preparó una nueva expedición en la que participaron arqueólogos hondureños y estadounidenses, un operador de Lidiar, un antropólogo, un etnobotánico, documentalistas y demás personal de apoyo.

El completo equipo de expedición confirmó que las imágenes que el Escáner Lidiar arrojaba coincidían con todo lo encontrado por los expertos.  Buques, asientos, figuras zoomorfas y buitres habrían sido algunos artículos encontrados por el equipo, y el que más captó la atención fue una piedra con la forma de un jaguar que podría representar a un chaman, conocido este como un hombre que hace predicciones, realiza practicas curativas e invoca a los espíritus.

“Se trata claramente de la selva tropical mas intacta de América Central, la importancia de este lugar no debe subestimarse”, dijo Mark Plotkin, científico etnobotánico. Hasta la fecha existen muchas suposiciones y mitos sobre este recóndito lugar de Honduras, lo que la convierte en efecto como  la Ciudad Perdida.