Conozca la historia del hallazgo de la Virgen de Suyapa, la "Reina de Honduras"

Con fe y amor, celebramos a la madre de Jesús......


| ARTE |

Comparta esta Noticia


Conozca la historia del hallazgo de la Virgen de Suyapa, la "Reina de Honduras"
-> Redacción El Espectador Hn <-
02 de Febrero del 2021

Según relata la historia, el hallazgo de la Virgen fue por el labrador, Alejandro Colindres Caraballo de 11 años y su acompañante, un niño de nueve años llamado Jorge Martínez, quienes trabajan en la tierra cortando mazorcas de maíz de lunes a viernes, pero los sábados regresaban a la aldea de Suyapa a descansar, después de haber trabajado por una semana en la agricultura. La historia de su hallazgo en 1747 relata que Colindres, junto a otro niño, fue enviado por su madre a limpiar unos campos en El Piliguín, y a su regreso a casa por la noche, el cansancio les hizo buscar un lugar para descansar y continuar su caminata al día siguiente.

Sin embargo, para Alejandro Colindres la noche no fue tan tranquila, pues había un pequeño objeto que no le dejaba conciliar el sueño y cada vez que intentaba deshacerse de él lanzándolo lejos, el objeto volvía al mismo lugar. Colindres decidió guardarlo y ver que era al día siguiente, y cuando lo vio que se parecía a una virgen se la llevo a su mamá, y desde entonces los fieles católicos veneran y celebran cada año el hallazgo de la Virgen de Suyapa.

En 1925 que fue declarada por el papa Pio XI como la Patrona de Honduras. Además, porta en su cabeza una corona de oro adornada con piedras preciosas que la hacen lucir como la Virgen más guapa.

Inicios de la Ermita y la Basilica Menor de Suyapa

Inicios de la Ermita y la Basilica Menor de Suyapa

En sus primeros años la virgen de Suyapa fue venerada en casa de la familia Colindres, fue a raíz del primer milagro a don José Zelaya y Midence que se construyó un recinto más adecuado a la Virgen de Suyapa con la ayuda de los habitantes de la aldea de Suyapa. El templo fue construido con adobe y piedra rosada de las canteras que abundaba en la aldea por aquella época, entre los años 1777 y 1780 donde hasta la actualidad es el hogar de la morenita.

Por su antigüedad La Ermita es de gran valor e importancia histórica para Honduras, pues en su interior se encuentra el retablo central de la Familia de Dios y el retablo de San José al lado izquierdo, ambos retablos son de la época colonial y han permanecido en la Ermita desde su construcción.

La Ermita ha pasado por algunas remodelaciones tanto para aumentar la capacidad de personas que ingresan como para darle un nuevo aspecto. Según relata el historiador Nelson Carrasco “la primera Ermita no tenía el mismo diseño que la actual, ya que la primera solo contaba con una sacristía, y fue alrededor de 1920 que se remodeló agregándole los campanarios y aumentando su tamaño”.