¿Quiénes fueron las otras Cleopatra? Las faraonas de Egipto que reinaron con su mismo nombre

Aparte de la mítica amante de Marco Antonio y Julio César, hubo otras reinas con el nombre de Cleop...


| ARTE |

Comparta esta Noticia


¿Quiénes fueron las otras Cleopatra? Las faraonas de Egipto que reinaron con su mismo nombre
-> Kelly M. Vasquez <-
23 de Agosto del 2020

La dinastía de los Ptolomeos es uno de los periodos del cual más datos se tienen acerca de la civilización egipcia. De origen grecomacedonio, no eran vistos por el pueblo como extranjeros, sino como dignos herederos de los ancestrales faraones. Cleopatra, la última gobernante de esta dinastía, fue también la más conocida actualmente.

La primera de todas

La primera de todas

La fecha exacta de la primera Cleopatra que conoció la historia no se conoce. Los historiadores ubican su nacimiento entre los años 215 y 204 a.C. Era hija de Antíoco II el grande, rey del Imperio seléucida y asiduo enemigo de Egipto, Roma o las tribus arábigas de Persia.

Enemistad entre Cleopatra II y III

Precisamente, una de las hijas que ordenó levantar un monumento para recordar a la primera de todas las Cleopatra, también se llamaba así. Era Cleopatra II y se casó con su hermano Ptolomeo VI. Cuando este murió, la reina decidió contraer matrimonio con su otro hermano, el VII en la línea de sucesión.

Cabe destacar que el incesto era una expresión aberrante para los griegos, no así para Egipto. La dinastía ptolemaica siempre se caracterizó por sus incestuosas relaciones. Escritores griegos pensaron que estas relaciones incestuosas se debían al intento de los monarcas de imitar a los faraones de la Antigüedad. Pero los ptolomeos resaltaban también por dotar de gran poder a sus mujeres reales. Por poner un ejemplo, Isaac Asimov llegó a escribir que "las mujeres ptolemaicas solían ser hábiles, aun cuando los hombres no lo eran".

Cleopatra Selene

Cleopatra Selene

La cuarta de las Cleopatra siempre mantuvo una mala relación con su madre. Fue expulsada de Egipto y reemplazada por Cleopatra Selene. Cleopatra IV abandonó cualquier tipo de posibilidad de ascender en el trono y huyó a Chipre. Fue así como Cleopatra Selene fue elegida nueva reina consorte en 115 a.C. 

Cleopatra Selene no solo reinó en su tierra natal. Las relaciones entre el Imperio seléucida y el egipcio eran comunes y Cleopatra III pronto encontraría un nuevo destino para Selene.

Tras contraer matrimonio con Antíoco VIII, Selene se convirtió en reina de Siria y debió gobernar con sabiduría ya que en muchas de las monedas acuñadas por aquella época su nombre viene grabado por delante del de su esposo.

La hija de la mítica Cleopatra

La hija de la mítica Cleopatra

Entre ambas Cleopatra Selene tuvo lugar la más conocida y reconocida Cleopatra. De su relación con Marco Antonio nacería una única hija a la que, como símbolo de reconocimiento a su predecesora, la llamaron Cleopatra Selene II. Su linaje poseía tanto sangre griega como romana y residía en Alejandría, Egipto.

Cuando tan solo tenía 9 años, quedó huérfana. Tras claudicar ante Augusto tras la batalla naval de Accio, solo dos salidas posibles tenía Cleopatra a su alcance: la primera, acceder a su traslado a Roma y ser mostrada como una suerte de trofeo, una exhibición humillante en un paseo triunfal que celebraría al futuro prínceps como conquistador de Egipto; la segunda, más definitiva todavía, era la muerte.